El programa SOIB Dual Sectores Estratégicos ha sido reconocido como ejemplo de buenas prácticas en el marco del Plan de Choque por el Empleo Juvenil (2019-2021), un proyecto que desarrollan conjuntamente el Banco Mundial y el Servicio Público de Ocupación Estatal (SEPE).

En el transcurso de una jornada en línea, donde se difunden las mejores prácticas en políticas activas de ocupación,  el SOIB ha presentado este programa de subvenciones que impulsa el empleo y la formación de los jóvenes y que puede ser transferible a otros servicios públicos de ocupación del Estado. En la exposición se ha hecho una descripción del programa de formación dual que se desarrolla desde 2016 con empresas privadas y que ya está plenamente consolidado.

SOIB Dual Sectores Estratégicos ofrece la posibilidad de mejorar la empleabilidad, la cualificación y la inserción profesional de las persones participantes a través de contratos de formación y aprendizaje en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida. Es una alternativa de capacitación y preparación hacia el empleo de los jóvenes hasta los 30 años con especiales dificultades de inserción laboral en los sectores económicos estratégicos cómo son náutica, calzado, mueble, bisutería, energías renovables y eficiencia energética, química, agricultura ecológica, TIC, y otros,  dando respuesta así a algunas de las necesidades del tejido productivo de las Illes Balears.

Además, se ha hablado de los principales resultados de la convocatoria. En cuanto al número de beneficiarios acumulados, desde 2016 hasta el 2020, se ha llegado a un total de 758 personas. También destaca la participación de 291 empresas, de las cuales 108 han repetido la experiencia en el proyecto.

Con relación a la posterior inserción de los participantes en este programa de formación dual, los últimos datos del 2018 constatan que la contratación posterior a 6 meses en los hombres es de un 61,5 % y en las mujeres, de un 33,3 %.

El objetivo de esta jornada, en la que también se han explicado otras experiencias de buenas prácticas del Plan Reincopora-t, es favorecer un diálogo sistematizado y formalizado entre los servicios públicos de ocupación de las CCAA creando un espacio técnico colaborativo que permite mejorar la eficacia y la eficiencia en los procesos de gestión.