Planes

El Plan de Choque para el Empleo de las Islas Baleares es la herramienta del Govern de las Islas Baleares para definir las estrategias en materia de políticas activas de empleo que tienen que hacer frente a la situación laboral derivada de la crisis sanitaria de la COVID-19.

El Plan de empleo de calidad 2017-2020 establece las principales líneas de actuación en políticas activas de empleo del Govern a medio y largo plazo y concibe el trabajo como un eje transversal para el desarrollo económico y el bienestar de la ciudadanía.

El Plan de Autoempleo y Fomento de la Emprendeduría Illes Balears 2017-2020, es complementario al Plan de empleo de calidad 2017-2020, y pretende dar respuesta a nuevas necesidades surgidas en el ámbito de la emprendeduría, tales como elaboración de planes de empresa para mejorar la viabilidad de los proyectos; ayudas y acompañamiento para iniciar proyectos; la reestructuración, consolidación o crecimiento de negocios; la conciliación familiar y el relevo generacional; mejora de la financiación. Versión resumida plan autoempleo.

El Plan integral de formación profesional 2018-2021 prevé varias líneas de actuación que implican las administraciones, las empresas y los agentes sociales, en una apuesta clara por una formación profesional de calidad en la que se recoge la colaboración y coordinación entre la formación profesional y las empresas, y la promoción y difusión de la formación profesional, además de la internacionalización de los centros y la mejora en competencias tan importantes como el trabajo en equipo, el emprendimiento y el conocimiento de idiomas, entre otros. Todas estas medidas se encaminan a reducir el abandono escolar prematuro y favorecer el retorno a la formación mediante el sistema integrado de formación profesional. Algunas de estas líneas de actuación ya están en marcha y otras está previsto que se implanten en los próximos años.

El Plan de retorno del talento de las Illes Balears 2018-2022 – TORNAM pretende ofrecer una oportunidad a todas aquellas personas jóvenes formadas y menores de 40 años que, contra su voluntad, iniciaron una vida profesional fuera de su país. El plan presenta un doble beneficio: para las propias personas beneficiarias, a las que se ayuda a retomar la vida en las Illes Balears, y para el conjunto de la sociedad, que de esta manera recupera un talento muy preciado para el desarrollo del territorio.