Seleccionar página

El BOIB ha publicado la última resolución de Servicio de Empleo de las Illes Balears (SOIB) que establece las instrucciones para impartir la formación profesional para la ocupación una vez superada la fase 3 del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad.

En materia de Formación Profesional para la Ocupación, esta resolución afecta las iniciativas y programas que se inicien partir de día 23 de julio, fecha de la entrada en vigor de las instrucciones. 

La impartición de la formación profesional para la ocupación se tiene que retomar de manera presencial, sin embargo, según la evolución de la situación sanitaria se podrán plantear fórmulas mixtas de alternancia de presencialidad con aula virtual y otros sistemas de comunicación telemáticos.

En cuanto a las acciones de formación con alternancia con la ocupación y previa solicitud de autorización, se adoptarán criterios de presencialidad ajustados a cada proyecto en función de la recuperación de la actividad económica. Antes de iniciarlas, el centro tendrá que presentar una declaración responsable en la cual  tendrá que especificar que cumple con las medidas sanitarias en relación con los espacios comunes y de impartición de la formación y a la utilización de los equipamientos y de las herramientas necesarias. En el caso de las acciones formativas de idiomas de MECR, la evaluación se tiene que hacer en el momento en que los centros oficiales acreditados retomen la actividad.

Por otra parte, las entidades podrán imputar los gastos necesarios para cumplir las obligaciones sanitarias, de seguridad y limpieza establecidas en relación con la COVID-19 (equipos de protección individual, material desinfectante, señalizaciones, etc.).

Así mismo, en la resolución se detallan los plazos de ejecución y justificación económica para cada una de las convocatorias de subvenciones.

También se prevé que, excepcionalmente, y previa solicitud al SOIB, cuando el centro de formación no encuentre empresas disponibles para que los alumnos hagan el módulo de prácticas no laborales, se lleven a cabo en sus centros y incorporen una propuesta de actividades asociadas al entorno laboral. 

Además, las personas trabajadoras que se encuentren en situación de desocupación como consecuencia de un ERTE computarán como personas trabajadoras ocupadas a efectos de la liquidación económica de la subvención.

Los alumnos de formación dual afectados por un ERTE o que a consecuencia de la crisis sanitaria hayan suspendido o rescindido el contrato podrán seguir asistiendo a la acción formativa.

Podéis consultar la resolución completa en la página web del SOIB, en el apartado «Normativa», sección notas informativas y resoluciones de la COVID-19.